sábado, 11 de junio de 2016

Tema 2. La narración como mecanismo de aprendizaje



Ha sido una gran experiencia.

Con María Acaso hemos profundizado en el "simulacro educativo": no tiene nada que ver estudiar con aprender.
Propone la vinculación de la enseñanza con las estrategias de placer, y recuperar el placer pasa por lo narrativo.
El cine: imagen, audio, expectativa, palomitas, grupo, comentar antes y después... Son elementos narrativos que no tiene la educación.
Claves: la educación es descriptiva y debe ser narrativa. Las metáforas multiplican la expectativa.
Pasar del texto y la oralidad a lo audiovisual: importancia de la imagen en la sociedad actual. Hay que incorporar las imágenes en clase: vídeos, series, imágenes, el arte contemporáneo, el performance, las instalaciones, el dibujo, murales, relatogramas..., como recursos pedagógicos.
Emigrar de lo yermo a lo habitado, entendiendo como "habitado" un espacio en el que el alumno se encuentra bien, cómodo: luz natural, música, comida..., un espacio narrativo con el que el alumno se vincula.
Pasar de lo "ñoño" a lo "cool". Pedagogía que nos remite a lo contemporáneo, placentera desde el punto de vista estético: materiales que conecten con los alumnos desde el punto de vista gráfico: videojuegos, series...
Evaluación narrativa: la tradicional solo utiliza un lenguaje, números y siglas (sobresaliente, 9,3, aprobado...). Pero puede utilizarse otro lenguaje: evaluar una comida con distintos criterios que demuestren que la evaluación siempre es subjetiva. Es necesario narrativizar también la evaluación.
Reduvolution.
Convertir la experiencia de aburrimiento en experiencia de placer: pedagogía sexy.
http://www.mariaacaso.es/
De su conferencia he tomado las ideas para el trabajo de este segundo tema: elaborar un plato tan típico como la tortilla de patata. Y en torno a la receta, varios vídeos que nos acercan a los ingredientes.

Aquí podéis ver la actividad:






Pero también hemos disfrutado, en este segundo tema, de las palabras de José Manuel Foncubierta, quien nos explica que el aula debe ser un espacio multisectorial pensado para despertar la curiosidad: los deseos de aprender y la búsqueda de la motivación del alumno para favorecer la implicación y desterrar la pasividad. Conseguir una clase que alimente la lujuria de los sentidos, y que sea un ecosistema enriquecido. Propone la "anegación de imágenes" como estrategia, en sus sentidos positivo y negativo; y también, la "gamificación", en la que la narración implica la sensación, la inclusión en la historia narrada. Los "fueguitos" del gran Galeano.


Con Sonia Betancort, excelente poeta, jugamos con la música, la imagen, la poesía, los recursos interactivos y la mímesis. Esta última, basada en los trabajos neurocientíficos (neuronas espejo), permite que el alumno, inmerso en una situación de conflicto ficcional, desarrolle estrategias lingüíticas que le permitan interaccionar con la cultura de la L2. Teatro y cine recreados en el aula para fomentar el aprendizaje. Imágenes (Chema Madoz como referente en fotografía; grafitis y obras de arte), y poesía (Mario Benedetti para comenzar, sus Estados de ánimo como punto de partida para que el alumno exprese sus emociones y la clase sea un lugar de empatía). Y, por supuesto, el uso de herramientas interactivas, para los más jóvenes, como medio de expresión y comprensión.






No hay comentarios:

Publicar un comentario